Durante el 2021, la región Huetar Norte cerró con 211 casos de malaria y, no obstante, al 3 de octubre de este año, la zona acumulan 321 casos: el 92% de ellos concentrados en el cantón de Los Chiles.

Ante esta situación, la CCSS ha intensificado la búsqueda de casos en los últimos meses para detener el contagio en coordinación con el Ministerio de Salud, así lo explicó el doctor Melvin Anchía, epidemiólogo de la Región Norte de la CCSS.

Según la entidad, los ataps cuentan con herramientas para diagnosticar un caso en las comunidades más dispersas y con insumos para iniciar el tratamiento en el sitio de manera inmediata.

Como parte del trabajo de monitoreo se ha compartido la información de que, la nueva ruta migratoria de venezolanos (entre otras nacionalidades) es justamente por las comunidades con trasmisión sostenida de malaria: Medio Queso, El Triunfo, Coquita, Santa Fe y La Trocha.

Esta situación preocupa a los equipos de salud y ha sido comentada en la mesa de trabajo interinstitucional con el propósito de que se pueda dar un abordaje conjunto de medidas preventivas en la población migrante.

Por otro lado, este año se han atendido 16 casos positivos de residentes nicaragüenses que, por razones laborales, se trasladan diariamente a Costa Rica y quienes, al presentar los síntomas, son captados, diagnosticados y referidos a Nicaragua para el seguimiento respectivo.

¿Qué es la malaria?

La malaria se esparce por la picadura del mosquito Anopheles, que es natural (endémico) en la zona, cuando un mosquito sano pica a una persona enferma y entonces el mosquito se hace portador del parásito trasladando la enfermedad a otras personas.

Los síntomas, que incluyen fiebre, dolor de cabeza y escalofríos, generalmente aparecen entre 10 y 15 días después de la picadura y pueden ser leves y difíciles de reconocer. Si no se trata, la malaria puede progresar a una enfermedad grave y la muerte.

Los niños con enfermedad grave suelen manifestar uno o más de los siguientes síntomas: anemia grave, sufrimiento respiratorio relacionado con la acidosis metabólica o paludismo cerebral. En el adulto también es frecuente la afectación multiorgánica.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA