Por primera vez en la historia, en Puntarenas se realizó una sesión de la Asamblea Legislativa. Mientras diputados puntarenenses pidieron acciones para sacar a la provincia de la pobreza, la legisladora Pilar Cisneros motivó a dejar de lamentarse y a buscar salida a los principales problemas que los aquejan.

La jefa de fracción del partido oficialista emitió un discurso de alrededor de dos minutos en el que dijo que Puntarenas no puede esperar que el Poder Ejecutivo le resuelva todos los problemas, que por eso hay que dejar de quejarse y buscar soluciones.

“Llegó la hora Puntarenas, acepten el reto de cambiar la pobreza por la riqueza, la desesperanza por las oportunidades, la violencia por la paz y las quejas por propuestas. Lamentarse por el rezago que sufre esta provincia no ha cambiado nada y lo peor del caso es que no va a cambiar nada. Como nunca antes, hoy tenemos un Gobierno y un presidente dispuestos a trabajar para borrar las diferencias entre la costa pobre y la Costa Rica, pero no esperen que el Gobierno lo haga todo, no, no lo va a hacer, no es posible”, aseguró la legisladora.

Sus palabras tuvieron eco de inmediato, ya que Daniela Rojas, jefa de fracción del Partido Unidad Social Cristiana, refutó el discurso de Cisneros.

“Las soluciones no vendrán del cielo, pero tienen que venir de quien decidió gobernar este país, quien dijo que podía gobernar, no viene de parte de ustedes puntarenenses, no es responsabilidad de ustedes los índices de pobreza ni el subdesarrollo en el que están, no que ustedes no han aceptado riqueza en lugar de pobreza, no acepten eso, no está bien, es responsabilidad de quienes dijeron que iban a gobernar y que lo podían hacer, no lo permitan puntarenenses”, dijo Rojas entre los aplausos de los presentes.

Quien también le respondió a Cisneros fue Ariel Robles, diputado puntarenense del Frente Amplio.

“Por años esta tierra ha sido abandonada sistemáticamente, la gente no es pobre porque quiere ser pobre, la gente es pobre porque le han faltado oportunidades, y la gente aquí ha trabajado, ha trabajado y trabajado hasta el cansancio, y no se vale decirle a la gente que no se puede quejar, a lo gente, lo menos que debemos hacer, es escucharle sus quejas, no se deje Puntarenas nunca condicionar, se queja Puntarenas cada vez que quiera, pecado haría el oficialismo de venir a condicionar porque la clase política no está para recibir aplausos solamente, está para recibir quejas y atender esas quejas, son demás de las personas que están pasando necesidades, de la gente que está pasando hambre”, expresó Robles.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA