En los últimos días y semanas se han presentado diversas situaciones en centros educativos del país las cuales han encendido las alarmas de emergencia para los expertos, principalmente de la salud mental.

Suicidios en jóvenes de temprana edad, riñas entre estudiantes e incluso contra profesores así como también los conocidos casos por bullying no pasan desapercibidos por las personas que más conocen del tema.

En el 2019 las estadísticas del Ministerio de Educación Pública (MEP) demostraron que habíamos aumentado, a nivel del sistema costarricenses, la situación de incidentes y de violencia en relación a los últimos 10 años” mencionó la vocera del Colegio Profesional de Orientación, Carolina Campos. La orientadora informó que en el período entre el 2017 y el 2018 entran en vigencia los protocolos del MEP que hoy en día sirven de guía para que los docentes y orientadores, en los centros educativos, tengan un norte para poder atender las diversas situaciones.

Según se ha comunicado también, en los años 2020 y 2021 hubo un respiro que permitió bajar estas cifras y los profesionales en la salud achacan a que esto fue debido a que en las escuelas y colegios se manejaban grupos más pequeños e incluso en el horario del recreo, habían espacios más controlados.

 

“Nuestros jóvenes se nos están perdiendo y nosotros tenemos una gran responsabilidad como sociedad y como instancia de ente preventivo”. Rocío solís, psicóloga.

Rocío Solís, psicóloga denuncia que, a su parecer, los protocolos para drogas, suicidios, bullying, armas, etc, no están siendo efectivos como tal y no se están trabajando como debe ser. “Hay que ir de acuerdo a lo que estamos viviendo y con esto de la pandemia, nos desnudó una situación que ya se venía dando. No es la pandemia la culpable de todo esto como se ha querido ver sino que, hay una situación que se venía dando y que no se le ha puesto atención que es: la salud mental de la población” citó Solís.

El aumento de la violencia dentro y fuera de las instituciones requiere de un abordaje muy integral, considera la psicóloga Solís quien considera que no es únicamente al Ministerio de Educación Pública (MEP) al que le corresponde esto sino que instituciones como el Patronato Nacional de la Infancia (PANI), el Ministerio de Seguridad, el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), el Instituto Nacional de la Mujer (INAMU) deben unirse y hacer un abordaje integral.

Otra de las situaciones que estaría alejando a los estudiantes de las aulas es lo poco atractivo que se vuelve el sistema educativo para los niños y jóvenes a los cuales no les está interesando ya que fuera de ellos encuentran otras alternativas con mayor ingreso que es el narcotráfico.

Tanto psicólogos como orientadores piden a los docentes tener un poco más de vocación, estar muy atentos y observar los comportamientos de los jóvenes y no dar por un hecho que un alumno callado que acostumbra sentarse en las últimas sillas, no necesariamente debe ser visto como un buen estudiante sino que, por el contrario, podría estar atravesando una situación emocional crítica.

A los padres de familia o jefes de horas también se les solicita no abandonar a sus hijos y estar también muy atentos a situaciones como falta de sueño o apetito así como la falta de interés por compartir con familiares y amigos pues esto no es una situación común en una persona, principalmente de su edad.

 

 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA