Debido a las obras de reparación de la ruta 27 a la altura de los kilómetros del 42 al 44, la Policía de Tránsito recomienda que solo vehículos pesados pasen por esta zona y que los livianos, que son los que en más cantidad circulan por esta carretera, viajen por la ruta 3.

Desde la noche del martes pasado hasta el sábado, el paso por la ruta 27 será regulado, específicamente entre el kilómetro 42 al 44 donde se registró un desnivel en la vía.

Este miércoles había un menor flujo vehicular que el lunes. El martes, transitar por ese sector donde se realizan los trabajos tardaba unas 3 horas y media, mientras que hoy el plazo era de unos 15 minutos.

A eso de las 9 de la mañana, donde se registraron más vehículos fue en sentido Caldera- San José.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA