Marta Esquivel asumió su nuevo puesto como jerarca de la Caja Costarricense del Seguro Social y lo hizo manifestando su preocupación por las listas de espera para diferentes procedimientos que realiza la institución.

Esquivel, quien fue magistrada de la Sala IV, donde atendió muchos recursos de amparo por los increíbles periodos que deben esperar los pacientes por algún examen o cirugía, aseguró que urge encontrar una solución.

“Creo que aquí lo fundamental es atender con premura las listas de espera que viene creciendo de una forma inaceptable, desde mi punto de vista inaceptable. Tenemos una seguridad social de primera pero que da servicios de tercera, realmente el enfoque es empezar ya a buscar esos atascos que le impiden a esta noble institución dar un servicio de calidad y excelencia. Desde que estuve en la Sala Constitucional, y algunos recordarán que ese fue uno de los temas en los que trabajé con mayor fuerza, voy a darle seguimiento a esa resolución, pero además voy a verificar que los recursos económicos de la CCSS estén utilizados de la mejor manera, pero con un enfoque definitivo al servicio al ciudadano, al usuario”, aseguró la presidenta de la CCSS.

La abogada sustituye en el puesto a Álvaro Ramos, quien dejó la presidencia de la institución debido a su apoyo a un aumento salarial en la CCSS.

Para Esquivel, la institución benemérita de nuestro país debe mejorar su servicio al usuario y atender rápidamente las necesidades de salud de los costarricenses. Para eso, ella considera también necesario resolver los problemas de nombramientos en la CCSS, ya que hay trabajadores que pasan años como interinos en plazas vacantes.

“Algo que es fundamental para los trabajadores de esta institución, es eliminar los interinazgos en plazas vacantes. Es impresionante encontrar funcionarios que tienen más de 20 años y siguen trabajando como interinos. Tenemos que entender que trabajador interino no tiene derecho ni siquiera a tomar préstamos, tiene que estar todos los meses, o cada tres meses o cada seis meses corriendo y esperando a ver si va a seguir su nombramiento o no; yo creo que eso no le da paz a los trabajadores de la CCSS y cuando tenemos más de un 50% de nuestra población interina, eso atenta incluso contra principios constitucionales, así que ese será, a partir de la próxima semana, uno de los puntos medulares y se le va a dar un año a la gerencia general para que elimine de raíz toda la problemática que viene generando atrasos a pagos, esta mala práctica de tener interinos institucionalizados”, finalizó Esquivel.

Otra de las prioridades de la jerarca será la aplicación del salario mínimo inembargable y mejorar el servicio digital de la CCSS, para así evitar filas en centros como los ebáis.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA