AFP.

La Fiscalía de Perú abrió el miércoles una investigación contra el jefe de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), Agustín Lozano, por presunto enriquecimiento ilícito mientras era alcalde de su pueblo natal.

Lozano, ingeniero de 51 años, arriesga una suerte similar a la de su antecesor, Edwin Oviedo, quien dejó la presidencia de la FPF en diciembre de 2018 por una causa judicial ajena al fútbol.

“La fiscal de la Nación, Patricia Benavides, dispuso formalizar la investigación contra Agustín Lozano, en su condición de exalcalde de la Municipalidad de Chongoyape”, indicó la Fiscalía en Twitter.

Chongoyape es un pueblo agrícola de 20.000 habitantes en la región norteña de Chiclayo, donde nació Lozano y donde fue alcalde en dos periodos, de 2011 a 2018.

Lozano es investigado “por presuntamente haber incrementado su patrimonio de manera sospechosa e injustificada durante el tiempo que ejerció la alcaldía de Chongoyape, actos que habría intentado encubrir utilizando a sus familiares y círculo amical”, precisó la Fiscalía.

Una indagación preliminar contra el jefe del fútbol peruano comenzó la Fiscalía en enero de 2021, pero ahora pasó a ser una investigación formal que amenaza con llevarlo a juicio y eventualmente a la cárcel.

El dirigente arriesga una condena de entre cinco y diez años de prisión si es declarado culpable, según el Código Civil peruano.

Su antecesor, Ewdin Oviedo, estuvo un año y medio en prisión preventiva y después otro año y medio en arresto domiciliario tras ser acusado de ser “cabecilla” de una “red criminal” y autor intelectual de dos homicidios.

Oviedo, quien está en libertad provisional desde diciembre de 2021, administraba una empresa azucarera en que trabajaban dos sindicalistas asesinados a tiros en 2012 y 2015.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA