243 estudiantes de Enfermería de la Universidad de Costa Rica salen de las aulas universitarias para apoyar en la atención clínica de casi 1 000 personas privadas de libertad.

Se trata de una nueva alianza entre la Universidad de Costa Rica (UCR) y el Ministerio de Justicia y Paz, que tiene como objetivo agilizar los tiempos de espera, apoyar en una gestión del cuidado individualizado y humanizado.

“Con esta alianza estamos muy felices. Creo que lo que estamos haciendo es una responsabilidad social que, de alguna u otra forma, representa un compromiso más de la Universidad de Costa Rica mediante la Escuela de Enfermería. Esto es una clara evidencia que la articulación entre instituciones es un eje fundamental para la mejora y la calidad de vida de quienes más lo necesitan”, señaló Dr. Noé Ramírez Elizondo, director de la Escuela de Enfermería de la UCR.

Este primer grupo de estudiantes se extenderá por todo el segundo semestre del 2022. No obstante, el objetivo futuro es consolidar un plazo en el que las y los estudiantes realicen sus rotaciones por varios años.

La atención clínica que proporcionarán los jóvenes se realizará bajo supervisión docente en tres centros penitenciarios: el Vilma Curling Rivera, el Centro de Atención Integral Jorge Arturo Montero Castro y el Centro de Formación Juvenil Zurquí.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA