Los exámenes de ADN, financiamiento de los procedimientos in vitro, las pensiones, el pago complementario de servicios prestados a los trabajadores independientes y la contribución estatal al seguro de salud, se verían afectados en la Caja Costarricense de Seguro Social, (CCSS), a partir del próximo año debido a un recorte presupuestario.

De acuerdo con el plan de gastos para el 2023, enviado por el gobierno a la Asamblea Legislativa, la partida de transferencias corrientes en salud, cayeron 15% que lo significa una reducción aproximada de ₡31 mil millones, de los cuales, ₡27 mil millones, se le recortaron a la Caja. Así lo expusieron las autoridades del Ministerio de Salud, ante los diputados de la Comisión de Asuntos Hacendarios, este miércoles.

Al salir de su audiencia, la jerarca, Joselyn Chacón indicó a la prensa que, el recorte se realizó para hacer una redistribución de los recursos y destinarlos a otros programas. “Se tuvieron que hacer algunas redistribuciones de los recursos que iban para la Caja, y utilizarlos, por ejemplo, para el IAFA, CEN CINAI, y otros programas que no podíamos dejar, por ejemplo, la leche para los niños. Entonces tuvimos que hacer algunos reajustes con Hacienda y por eso se le baja el presupuesto a la Caja.”

Las rebajas planteadas por el Poder Ejecutivo preocupan a los diputados, quienes consideran que esto afectará directamente la salud pública.

“Nos preocupa muchísimo a todos, es de llamar la atención ya que estamos hablando de la salud pública, estamos hablando de un derecho fundamental y constitucional que no debería verse afectado con presupuesto. Es un tema prioritario para el país” Señaló la presidenta de la Comisión de Asuntos Hacendarios, Paulina Ramírez, quien agregó que estos recursos se destinaban principalmente a pensiones, exámenes de ADN y pagos complementarios prestados a los trabajadores independientes y seguros voluntarios.

En esa misma línea el Frente Amplio y Nueva República mostraron sus inquietudes.

Fabricio Alvarado, jefe de fracción de Nueva República dijo que “nunca podríamos estar de acuerdo en reducir en temas como educación, seguridad y salud.”

“No está quebrada la Caja, pero sí que el gobierno hace un esfuerzo por debilitarla a la hora de recortar recursos tan importantes como esos.” Comentó el jefe de fracción del Frente Amplio, Jonathan Acuña.

La reducción en el presupuesto del Ministerio de Salud será del 9% con respecto al 2022.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA