La Fiscalía apeló la decisión del Juzgado Penal de Hacienda de levantar el arresto domiciliario con monitoreo electrónico a Carlos Cerdas y a Mélida Solís, ambos empresarios cuestionados dentro del conocido caso de corrupción Cochinilla.

La apelación la presentaron inmediatamente después de que el lunes, en la noche, el juez cesara con esas medidas. Con ello, descartó la petición fiscal de mantener ese arresto durante seis meses más.

Con esta nueva decisión, los empresarios quedaron únicamente con la medida de impedimento de salida del país, así como mantener el depósito judicial  de la fianza de $10 millones y de $5 millones  para cerdas y solís, respectivamente.

Para Gatgens, esto muestra que la Fiscalía ha “sobredimensionado” este caso, con lo cual supuestamente generó una alarma en la opinión pública.

Ahora, lo que corresponde es esperar a que el Tribunal Penal de Hacienda programe una fecha para conocer este asunto en alzada.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA