El magistrado Luis Fernando Salazar retiró su postulación a la presidencia de la Corte Suprema de Justicia. Él, junto con la magistrada Patricia Solano, eran los candidatos con mayor apoyo en la carrera por el máximo puesto de esta entidad.

Aseguró que su decisión obedece a varias razones. La primera es la negativa por hacer la elección pública y, la segunda, porque es momento de unirse y enfocarse en conseguir un candidato de consenso.

“Me hago a un lado para despejar el camino, para conseguir un candidato de consenso, que tenga el respaldo mayoritario de esta corte. Ojalá una persona de mucha experiencia, que ejerza una presidencia en tiempos convulsos, pero en un entorno de camaradería, respeto y unión”.

Eso sí, agradeció a los compañeros que votaron por él durante las 15 rondas que se han realizado en tres sesiones diferentes. “Agradezco a la mitad de la Corte por confiar en mí (…) Pero alguien debe ceder para que el proceso culmine”. 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA