Según datos del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) con base en datos de estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC), en los últimos 20 años el embarazo adolescente ha disminuido un 11.6%.

En el año 2000, los embarazos en menores de 19 representaban un 20,5%, mientras que en el 2021 fueron un 8,9%. Asimismo, el año anterior se registraron 3,8 embarazos en niñas de 14 años o menos, cada semana.

Este lunes 26 de setiembre se conmemora el Día Mundial de la Prevención del Embarazo en la Adolescencia como un llamado a que las personas adolescentes y jóvenes tengan acceso a la información y orientación necesaria para construir proyectos de vida saludables y productivos.

Datos de la ONG y el INEC señalan que en el 2000 se registraron aproximadamente 44 nacimientos en adolescentes de 15 a 19 años cada día, esta cifra disminuyó a 13 en 2021.

Además, para el 2021 se dieron 5.047 nacimientos en niñas y adolescentes de 19 años o menos. En 631 de los casos, las niñas o adolescentes reportaron que ya tenían otro hijo o hija (12,5%).

Según las autoridades nacionales e internacionales, a pesar de las reducciones, aún falta mucho por hacer.

“Hemos avanzado como país, pero todavía no hemos llegado a la meta. Las acciones de prevención y de atención deben involucrar a las familias, comunidades, organizaciones sociales, instituciones y sector privado. Debemos mejorar la forma en que nos comunicamos con las personas adolescentes, los medios desde los cuales construyen su conocimiento para la vida y la socialización”, señaló Juan Luis Bermúdez, Jefe de Oficina de UNFPA Costa Rica.

Agrega que, “también tenemos el reto de abrir más oportunidades para las adolescentes que ya se enfrentan al reto de la maternidad para que no se vean obligadas a renunciar a sus planes y sueños”.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA