A nivel mundial, las principales causas de la visión deficiente son los errores de refracción no corregidos, cuyas consecuencias empeoran en la adultez con la aparición de la presbicia, impactando la salud, las relaciones sociales e incluso hasta la economía.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud en el mundo hay cerca de 2000 millones de personas con deterioro de la visión cercana o distante. En al menos 1000 millones de esos casos, el deterioro visual podría haberse evitado o todavía no se ha aplicado un tratamiento.

En nuestro país, en cuanto a la afectación visual no existe gran diferencia de género, lo que sí es notorio es que estos problemas se acentúan en mayores de 50 años de edad. Así lo confirmó la dirección médica de la Clínica Oftalmológica de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

“A medida que avanza nuestra edad, la visión, en un proceso fisiológico, se va viendo afectada en el siguiente aspecto: nuestra posibilidad de ver objetos de cerca y es lo que conocemos como presbicia, uno de los padecimientos más frecuentes” explicó la Dra. Jenny Carrillo encargada de servicios profesionales en Ópticas Visión.

Ante esta situación, los expertos recomiendan acudir a revisar su salud visual con una frecuencia mínima de una vez cada 12 meses.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA