AFP.

El Real Club Deportivo España de Honduras rechazó este miércoles que sus jugadores usen substancias prohibidas para mejorar el rendimiento, luego de que el defensor Wisdom Quaye fuera sancionado por la FIFA al dar positivo de clostebol.

“Quiero reiterar (…) que en Real España no ha jugado ningún jugador dopado”, afirmó Elías Burbara, presidente del equipo hondureño, en rueda de prensa para señalar que Quaye cometió el error de automedicarse una crema para sanar de una herida que sufrió en un partido del campeonato local.

La FIFA anunció el martes en un comunicado la suspensión “durante 18 meses” de Quaye “por infringir las normas antidopaje”.

El futbolista hondureño de 24 años “dio positivo por clostebol al término de un partido de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022 disputado el pasado 2 de febrero”, informó el organismo rector del fútbol mundial.

En aquel partido, una derrota de Honduras en Estados Unidos ante la selección local por 3-0, el lateral derecho del Real España jugó todo el partido y recibió una tarjeta amarilla.

“El clostebol es una sustancia no específica, incluida en la categoría S1 de la Lista de Prohibiciones 2022 de la AMA (anabolizantes) y que, por tanto, también está prohibida por el Reglamento Antidopaje de la FIFA”, explicó el texto de la federación internacional.

La sanción se produjo después de que el jugador admitiera la infracción y la posterior conclusión de un acuerdo para la resolución del caso entre el propio jugador, la FIFA y la AMA.

El futbolista no podrá ejercer su actividad hasta el 1 de agosto de 2023.

Burbara se quejó de que por el castigo del futbolista “hay mucha bulla en el ambiente” de un eventual uso de sustancias por los jugadores del equipo, pero “como entidad seria tenemos los controles al 100” por ciento para evitarlo.

“Los controles antidopaje llevan años y están funcionando bien”, aseguró, al explicar que Quaye salió de vacaciones al terminar el campeonato nacional, durante las cuales usó el medicamento. Luego fue convocado a la selección donde le practicaron la prueba.

“Todo está claro: fue una crema que utilicé en su momento (por) ignorancia, no pensé que me afectaría de esta manera, ya sucedió y ahora toca afrontar las cosas y seguir luchando. Yo de esto me voy a levantar”, sentenció el futbolista.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA