Un abuelo, de apellidos Guzmán Moya, fue condenado a 28 años de prisión por violar y embarazar a su nieta que tenía en ese momento entre 10, y 14 años de edad, según lo informó el Ministerio Público.

La Fiscalía Adjunta de Cartago demostró la culpabilidad de Guzmán, por dos delitos de violación calificada contra la menor de edad.

Dichos delitos ocurrieron entre el 2000 y 2004, en Llanos de Santa Lucía, en Paraíso de Cartago. Sin embargo, hasta que fueron puestos en conocimiento de las autoridades se inició la causa penal correspondiente. 

La Fiscalía acreditó que el hombre aprovechaba los momentos en que se encontraba a solas con la ofendida, al cuidado de ella, para cometer las violaciones.

Incluso, producto de las agresiones sexuales, la víctima quedó embarazada. 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA