El magistrado de Sala Constitucional, Luis Fernando Salazar, y quien es uno de los dos candidatos con mayor apoyo para ocupar el cargo de presidencia de la Corte, aseguró que se ha intentado encontrar un postulante de consenso, pero que esto no ha sido posible.

Mencionó, incluso, que recientemente los 22 magistrados se reunieron para intentar llegar a un acuerdo, pero que de, ese encuentro, no salió humo blanco. Y, por el contrario, se sigue con la ya conocida división de hasta ahora.

Lamentó la situación ya que, aseguró, él no tendría problema en hacerse a un lado y apoyar a alguien más, siempre que compartan ideales y que busquen trabajar en conjunto.

“Nos reunimos los 22 magistrados para ver si lográbamos tener un magistrado de consenso pero no fue posible, no se consiguió”, señaló Salazar.

A su criterio, eso viene a reforzar que la Corte no está dividida en solo dos partes, sino que podría estar hasta fragmentada en cuatro subgrupos. Y así, la elección “se complica cada vez más”.

Apoyó suspensión de proceso

Así como la magistrada Patricia Solano, la rival más fuerte de Salazar, él también votó a favor de suspender el proceso de elección hasta que la Sala Constitucional resuelva dos recursos de amparo, así como la acción de inconstitucionalidad.

Dijo que, en estos momentos, debe prevalecer la votación pública, sobre todo para darle legitimidad al asunto. “Si llevamos 15 votaciones, estábamos hoy de cara a 20 votaciones y no hay voluntad mayoritaria de esta Corte por un candidato, lo más transparente es hacer la votación pública”, acotó.

Más allá de lo obvio, Salazar mencionó que transparentar el sufragio permitiría identificar quién está jugando con el voto. “Eso no hace indicar dónde están los votos de uno y de otros. El mío está claro en dónde está, pero ¿los demás? ¿Por qué no hay consenso? ¿Por qué alguien pasa de un candidato a otro? ¿Porqué hay voto nulo y blanco?”, detalló.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA