“Esta impropia conducta del presidente Rodrigo Chaves constituye una abusiva intervención política que vulnera la autonomía constitucional de la Caja (Costarricense del Seguro Social, CCSS)”.

De esa forma, el Sindicato Nacional de Médicos Especialistas (Siname) reprochó que Chaves pidiera cuentas al presidente de la Caja, Álvaro Ramos, sobre el ajuste salarial de ¢7.500 que se aplicará en esa institución.

Según señala el gremio, este reacomodo en el salario fue pactado a finales del 2019 por la Comisión Negociadora de Salarios del Sector Público; sin embargo, este no se había podido realizar. Por ello, hace unas semanas anunciaron el incremento, lo cual generó polémica a su alrededor por estar el país en una situación fiscal complicada.

“El presidente ignora que, en virtud de este acuerdo, aunque de manera muy tardía, la Caja está honrando una deuda que tenía pendiente con los trabajadores desde hace más de dos años”, reza el comunicado del sindicato.

Señaló que no se comprende el problema que se tiene con este aumento. Esto porque la cifra “está muy por debajo del exorbitante aumento que el propio presidente recetó, con cuchara muy grande, a sus ministros y viceministros”.

Por ello, instaron también a Ramos para que no ceda a lo que ellos llaman presiones políticas para eliminar el aumento acordado en el 2019.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA