“No puedo creer esa acusación (…) Son incapaces de probar ese guión de película porque no existe nada de eso”.

Con esas palabras, Hugo Navas, el abogado defensor de Harry Bodaan -uno de los tres imputados por el crimen de María Luisa Cedeño-, aseguró que la hipótesis de la Fiscalía tiene fallos. Puntualizó que el ente fiscal señala que Bodaan estuvo en el lugar del crimen; sin embargo, por un padecimiento que supuestamente tenía el empresario le impedía estar allí.

“Mi representado no podía subir escaleras (en el momento de los hechos), estaba recién operado (…) Eran 72 escalones lo que tenía que subir para ir a ese cuarto. Él nunca conoció a la doctora (…) El señor Bodaan no tiene nada que ver en esta acusación que hace mal el Ministerio Público, afectándole el estado de derecho, debilitándolo con esa falta de objetividad”, recalcó el defensor.

Esas aseveraciones se dieron luego de que la Fiscalía narrara que Harry Bodaan y el administrador, de apellido Miranda Izquierdo, sujetaron a María Luisa Cedeño de sus brazos para que el tercero de los acusados, el bailarín de apellido Herrera Martínez, pudiera violarla. Luego, la asesinaron.

Les achacó los delitos de homicidio calificado y violación calificada.

LEA MÁS: Fiscalía: Dos de los acusados sujetaron a María Luisa Cedeño para que bailarín la violara; luego, la mataron

Problema con pericias

Pero él no fue el único que habló a favor de sus representados. Érick Gatgens, abogado de Miranda Izquierdo, insistió en la inocencia de su cliente, al asegurar que el proceso está “plagado de vicios y arbitrariedades”.

Mencionó que, muestra de ello es el examen odontológico, que, según dijo, es una prueba que, pese a tener debilidades “importantes”, es la que mantiene apegado al proceso a su representado.

“Ha sido refutado por expertos privados a los cuales no se les ha prestado ninguna atención pese a elevados atestados. Se les ha ninguneado de que los únicos que dicen la verdad y nunca se equivocan son los peritos oficiales”, apuntó.

Agregó que trabajarán en comprobar las falencias de ese peritaje y en eliminar “las especulaciones” que ha mantenido preso durante casi dos años a Miranda Izquierdo.

‘Sin testigos’

Por último, la defensora pública Margoth Arguedas Alfaro, representante del bailarín Herrera Martínez, recalcó que no existe testigos ni “ninguna prueba indiciaria” que confirme la hipótesis fiscal.

Añadió que, a su criterio, la prueba científica de la Fiscalía “no viene de manera automática a señalar como responsable a mi representado”.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA