El proyecto que pondría techo a los combustibles sigue su paso por la corriente legislativa, pese a que el pasado viernes RECOPE presentó la documentación a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos, ARESEP, para solicitar una nueva rebaja en el costo de los combustibles, que, de aprobarse, colocaría el costo de los combustibles por debajo de los ¢900.

Aunque con esta disminución, los precios serían menores al tope que plantea este proyecto de ley, el presidente ejecutivo de RECOPE, Juan Manuel Quesada, insiste en la necesidad de aprobar esta iniciativa para proteger a los consumidores de futuros aumentos.

“El mercado del petróleo y sus derivados es un mercado que se caracteriza por ser muy volátil y de tener mucha incertidumbre así que el proyecto de ley guarda total vigencia en el sentido de que si llegara a pasar algo en este mercado que incremente los precios a nivel internacional, de aprobarse esta ley podríamos garantizarle a los costarricenses que va ver un techo en el precio de los combustibles y que en caso de superarse ese precio el Estado sería solidario con los costarricenses y asumiría ese costo adicional”, explicó el jerarca de RECOPE.

Actualmente este texto se discute en la comisión de asuntos económicos.

El texto planteado por el Gobierno establece como precio máximo ¢950 para la gasolina súper, ¢900 para la gasolina regular y ¢870 para el diésel. En caso de que lo costos superen esos techos, se rebajaría el impuesto único de los combustibles para equipararlos.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA