“La reina murió pacíficamente en Balmoral esta tarde. El Rey y la Reina Consorte permanecerán en Balmoral esta noche y volverán a Londres mañana”.

Con ese comunicado, la familia real confirmó, por medio de las redes sociales, el fallecimiento de la reina Isabel II a sus 96 años.

En febrero de 1952, ella heredó la corona. Apenas tenía 25 años, pero el inesperado deceso de su padre, el rey Jorge, la obligó a tomar esa responsabilidad. Así, durante los últimos 70 años ella estuvo al frente de la corona británica, bajo su propio lema: “Lo primero es la obligación; lo primero es el país”.

En ese tiempo, ella vio pasar a 15 primeros ministros, entre los cuales destaca Winston Churchill, quien estuvo al frente del Reino Unido cuando azotaba la Segunda Guerra Mundial, entre 1939 y 1945.

También vio pasar a siete papas, incluido el más afamado de los últimos tiempos Juan Pablo II, quien murió en el 2005.

Así, ella, cuyo nombre de pila era Lilibet y a quien todos se referían como Su Alteza Real, se convirtió en la reina más longeva del mundo. En medio de su mandato, ella conoció a su esposo, Felipe de Edimburgo, quien murió a sus 99 años en el Castillo de Windsor, en abril del 2021.

Operación Puente de Londres

Una vez que se confirma la muerte de la reina Isabel II se activan una serie de protocolos para despedirla. Según reportan varios medios internacionales, este se llama Operación Puente de Londres, el cual se comenzó a gestar desde la década de los 60.

Allí se estipula cuáles serán los pasos a seguir en los diez días posteriores a la muerte de la reina más longeva del mundo.

Medios especializados señalan que esa operación está detallada en varios documentos con su respectivo nombre. Por ejemplo: el día de la muerte es conocido como Día D; mientras que los días posteriores son ‘D+1’, ‘D+2’ y así sucesivamente.

Esos textos incluyen guiones con las instrucciones que deben seguir los secretarios permanentes de los distintos departamentos para informar a los ministros.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA