Caso de los periodistas Ronald Moya y Freddy Parrales se dio en 2005

En su momento el Tribunal de Juicio reprochó a los periodistas Ronald Moya y Freddy Parrales no haber acudido a la oficina de prensa del Poder Judicial a reconfirmar una información, sin embargo,  la Corte Interamericana de Derechos Humanos en reciente sentencia,  señala que ambos comunicadores habían obtenido la información de una fuente oficial como lo es la persona a cargo del Ministerio de Seguridad y que nunca tuvieron intención de dañar a ninguna persona en particular.

El caso en cuestión se dio en el año 2005 cuando los periodistas publicaron una nota que hacía referencia al entonces jefe regional de la Fuerza Pública y quien habría liberado en la zona fronteriza con Panamá un vehículo que contenía mercancía de licores, sin “razones legales” para hacerlo.

Ricardo Pérez, Presidente CIDH

A raíz de esto,  el funcionario que se desempeñaba como subjefe de la Delegación de Comando en San Vito de Coto Brus, interpuso una querella por el delito de calumnia y difamación en contra de los periodistas y que al final el Tribunal de Juicio del Segundo Circuito de San José, sentenció absolviéndoles de toda responsabilidad penal, pero declaró con lugar la acción civil resarcitoria.

Estado costarricense deberá pagar la suma de $20.000 dólares tanto a Ronal Moya como a Freddy Parrales por daño inmaterial

Esto implicaba al pago,  de manera solidaria junto con el Ministro de Seguridad,  el periódico La Nación y el Estado costarricense de cinco millones de colones por concepto de daño moral y un millón de colones por concepto de costas personales.

Sin embargo,  la sentencia de la CIDH encontró al Estado de Costa Rica responsable internacionalmente por la violación del derecho a la libertad de pensamiento y expresión.

Ronald Moya, Periodista

“La referida nota calificaba como una pieza de información y trataba
un asunto de interés público”,  señala la sentencia de la CIDH.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA