Luego de que el consorcio sueco OPUS GROUP AB pusiera un recurso en contra de la resolución administrativa en la que se eligió a la empresa Dreka para dar el servicio de revisión técnica vehicular, la Contraloría General de la República lo rechazó debido a que no es competente para estudiar figuras de permiso de uso en precario, que será la modalidad en que operará mientras se licita.

La Contraloría determinó que, únicamente resulta competente para conocer, vía recursos, la materia de contratación pública (es decir, el aprovisionamiento de bienes, servicios y obras), por lo que siendo que lo actuado por la Administración no corresponde al acto final de una licitación pública o abreviada tramitada al amparo de la Ley de Contratación Administrativa con esa finalidad, lo que procede su rechazo de plano por inadmisible.

El órgano responsabiliza al Consejo de Seguridad Vial de garantizar el ajuste a derecho de todas las conductas administrativas adoptadas en el trámite del permiso de uso en precario, con el fin verificar su apego al ordenamiento jurídico y a los criterios emitidos por la Procuraduría General de la República, así como a los antecedentes emitidos por la Sala Constitucional en relación con los requisitos y procedimientos necesarios para la prestación del servicio público de inspección técnica vehicular por un tercero.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA