Una joven de 23 años logró sobrevivir gracias a una de las terapias más modernas para oxigenar la sangre conocida como ECMO, luego de ver su vida en riesgo consecuencia de la influenza.

La joven fue atendida por expertos del Hospital México que debieron trasladarse hasta Liberia, donde la mujer fue a consulta inicialmente.

Según la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) la severa insuficiencia respiratoria de la paciente fue producto de una neumonía originada por el virus de la influenza.  

La paciente fue llevada hasta el centro capitalino debido a la compleja insuficiencia respiratoria, donde lograron aplicar la terapia ECMO; técnica que finalmente le salvó la vida.

Paciente recibió terapia por 36 horas. Foto: CCSS.

La oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO por sus siglas en inglés) es una terapia que se usa cuando el pulmón o el corazón, o ambos, están dañados de forma aguda. La terapia sustituye la función de esos órganos, permitiendo llevar oxígeno al resto del cuerpo, mientras estos órganos se recuperan. 

Para atender el caso fue necesaria la ayuda del equipo de Primera Intervención Médica Especializada del hospital México.

El equipo estaba compuesto por emergenciólogos, personal de enfermería, terapeutas respiratorios, asistentes de pacientes y conductores; además de personal del equipo de perfusión, cirugía cardiovascular y cuidados intensivos.

Los médicos mantuvieron a la paciente en terapia durante 36 días en la Unidad de Terapia Intensiva del hospital México de donde, finalmente, salió con éxito.

Fernando Zeledón, especialista en medicina extracorpórea del hospital México,  calificó los resultados como sumamente satisfactorios, debido a la  condición “grave” en que estaba la paciente.

“La inflamación de sus pulmones era dramática y por lo tanto su pronóstico era muy reservado”, dijo el médico. 

Esta es la primera vez que el hospital México utiliza esta terapia ya iniciada en el hospital Rafael Ángel Calderón Guardia.

Con la terapia ECMO se toma sangre desoxigenada del corazón del paciente, se oxigena, se depura el dióxido de carbono, se calienta y se devuelve hacia la circulación del paciente para que vaya a todos los tejidos.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA