Fallas en la actualización del Plan Estratégico, del Sistema de Valoración de Riesgo (SEVRI) y creación de estructuras paralelas, le restan capacidad para cumplir con las competencia y funciones a la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA), señala un informe de auditoría que elaboró la Contraloría General de la República (CGR).

El informe emitido por el órgano contralor el pasado 25 de agosto abarcó la evaluación de impacto ambiental de actividades humanas; la evaluación que integra la variable de impacto ambiental a la planificación del desarrollo económico del país; así como el control y verificación sistemática del cumplimiento de la normativa ambiental.

Este informe determinó que SETENA no cuenta con un Plan Estratégico actualizado, el cual contenga los lineamientos y acciones estratégicos en relación con la evaluación ambiental. El último plan aprobado abarcó el período 2015-2018.

El informe de auditoría también menciona que la creación de estructuras paralelas a la SETENA le restan potestades en el ejercicio de sus competencias y funciones.

En este sentido, la Contraloría General ha advertido la necesidad de contar con un estudio previo que analice técnica, legal y económicamente, la conveniencia y necesidad institucional de variar o acompañar la estructura institucional con otra estructura adicional, que no sustituyen la responsabilidad, funciones y competencias de la Administración.

En cuando al Sistema de Control Interno (SCI) de la SETENA también se encontraron debilidades en cuanto a la valoración del riesgo, los sistemas de información y el seguimiento del SCI, lo cual afecta el desempeño.

Primero, se determinó que el Sistema de Valoración de Riesgo (SEVRI) no se actualiza desde el 2018, y en ese instrumento no se llevaron a cabo la totalidad de las actividades del proceso de valoración del riesgo.

“La priorización (evaluación), el análisis de las medidas para administrar cada riesgo (administración) y el seguimiento (revisión); por consiguiente, las actividades de documentación y comunicación abarcaron solamente las etapas del proceso que sí se llevaron a cabo”, detalla el informe.

“Asimismo, los controles implantados para mitigar los riesgos identificados en el proceso de evaluación ambiental, no son producto del SEVRI, se establecieron desvinculados de esa herramienta, como parte de la revisión del proceso y de la legislación vigente”, añade el documento.

Por ejemplo, se menciona que como ejemplo de las debilidades en la gestión de riesgos, que no se consideró el riesgo de corrupción, el cual de materializarse, se podría obtener o conceder beneficios particulares, en contravención de las disposiciones legales y la normativa vigente .

Respecto a las debilidades encontradas, se cita la ausencia de un Plan Estratégico Institucional actualizado, con objetivos de corto, mediano y largo plazo.

La importancia del plan es que opere de forma articulada y le permita a SETENA anticipar eventos, cambios y consecuencias de sus acciones. Así como, la existencia de estructuras organizaciones creadas mediante decreto ejecutivo, las cuales limitan el ejercicio de las funciones y competencias.

Un dato importante que aborda el órgano contralor en este informe es que las prácticas de control, que aseguran el manejo de los riesgos, así como la transparencia y rendición de cuentas de las labores que se ejecutan en el proceso de evaluación ambiental, se ven afectadas por la existencia de un SEVRI desactualizado e incompleto.

Otras fallas señaladas por la CGR son la ausencia de una autoevaluación periódica y sistemática del Sistema de Control Interno, y de la publicación de información prioritaria en el sitio web oficial, lo que a su vez incide en la toma de decisiones y el cumplimiento de los objetivos institucionales.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA