El diputado Fabricio Alvarado del partido Nueva República aseguró que “no se puede gobernar sin Dios y sin la Biblia”, haciendo referencia al día Nacional de este libro que se conmemora el primer sábado del mes de septiembre.

La frase, propia del expresidente estadounidense George Washington, fue el punto de partida de un discurso que se asemejó a una prédica cristiana de cerca de siete minutos y usando el Plenario Legislativo como podio. 

Alvarado aprovechó su intervención para recordarle a los diputados que el próximo sábado es el día de la Biblia, y subrayó el peso que él cree representa este libro en su papel como legislador. 

Pese a que el Plenario contaba con quórum, eran pocos los diputados que prestaban visible atención a la participación de Alvarado, quien insistía en que la Biblia marca la ruta en la que se debe gobernar.

“La Biblia tiene como objetivo el fortalecimiento de los valores espirituales de nuestro país. Será un día especial, no tengo duda de eso”, dijo.

Luego de una breve historia sobre el libro y de cómo algunas naciones dieron la vida por protegerlo, el diputado recomendó a los legisladores utilizar las escrituras como guía e incluso los invitó a leerla independiente de sus creencias.

“La Biblia nos ayuda a alcanzar la plenitud personal y es una guía para un buen gobierno. Sí señores. La Biblia no es solo un manual religioso; es una buena herramienta para hacer bien nuestro trabajo”, reiteró.

“Ella misma nos dice en proverbios 29:2: ‘cuando gobiernan los gustos la gente se alegra, cuándo los malvados gobiernan el pueblo sufre’”, añadió.

Puede ver la participación de Alvarado a partir del minuto 28.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA