La diputada oficialista Ada Acuña levantó la voz en el plenario en favor de 400 familias de Santa Bárbara. La legisladora denunció que el alcalde del cantón los dejó sin suministro de agua.

Acuña acusa directamente al alcalde Víctor Hidalgo, y asegura que este malinterpretó una resolución de la Sala Cuarta, y en lugar de cumplir con el mandatado de los magistrados, decidió dejar a las familias sin acceso al agua.

“Básicamente el recurso de amparo, en el cual él indica que está amparado, es un recurso que le dice que ponga orden con respecto al tema del agua. Orden no es dejar a la gente sin agua, orden es precisamente verificar los limites distritales, porque aduce que eso es algo que le toca a la municipalidad de Alajuela y no corresponde; históricamente ya se ha hecho el análisis y el estudio técnico que indica que los limites están correctos. Es decir, está dejando sin agua y está quitando prácticamente un derecho a las poblaciones de Santa Bárbara”, explicó la diputada.

La legisladora aseguró que el alcalde se ampara en una confusión en cuánto a los límites territoriales entre los cantos de Santa Bárbara y Alajuela. Según ella, eso está bien definido desde hace muchos años.

 “Hacemos consultas a diferentes instituciones, con respecto a los límites, con respecto a la responsabilidad que tiene la alcaldía de Santa Bárbara, y el lunes en la noche se les cortó el agua. Hoy a medianoche les dieron un poquito de agua, pero no le ha permitido hablar a la gente, no tiene ninguna justificación de parte nuestra”, agregó Acuña.

La diputada del Partido Progreso Social Democrático presentará una moción para que el alcalde comparezca ante la Comisión de Heredia.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA