El voto dividido impidió, este lunes, elegir al nuevo presidente de la Corte Suprema de Justicia. Tras cinco rondas de votaciones, los magistrados no lograron ponerse de acuerdo para darle, al menos, los 12 votos necesarios a uno de los candidatos.

Los postulantes eran Luis Fernando Salazar Alvarado, magistrado de Sala Constitucional; Orlando Aguirre Gómez, magistrado presidente de Sala Segunda; Luis Guillermo Rivas Loáciga, presidente de Sala Primera; Patricia Solano Castro, presidenta de Sala Tercera y presidenta a. i. de la Corte; y Roxana Chacón, magistrada de Sala Segunda.

Si bien todos los candidatos recibieron votos, lo cierto es que la mayoría estaba distribuido entre Solano y Salazar. Aún así, ninguno de los dos alcanzó la mayoría simple (12 votos).

Por ello, la elección se reprogramó para el próximo lunes 5 de setiembre. Ese día, los candidatos actuales pueden indicar si continúan con su postulación o si se retiran. Asimismo, otros magistrados podrían proponer su nombre y luchar por el máximo puesto del Poder Judicial.

Ayer, después de la sesión, cuatro de los magistrados aseguraron querer continuar con sus candidaturas, puesto que consideran que tienen experiencia que aportar a la Corte Suprema de Justicia. El único de quien se desconoce hasta el momento su deseo es de Orlando Aguirre.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA