La fracción del Frente Amplio (FA) propone una iniciativa de ley para lograr poner un límite al costo de los alquileres de vivienda de menor valor, por medio de una reforma a la ley general de arrendamientos. 

La iniciativa aplicaría para todos aquellos alquileres iguales o menores a un salario mínimo de “Trabajador No Calificado Genérico” (₡330.299 al segundo semestre de 2022).

La idea es que no se les aplique el incremento interanual por inflación, sino que en su lugar este crecimiento sea igual al aumento que se haga en ese mismo periodo al menor de los salarios mínimos del sector privado, si ese aumento de los salarios es menor a la inflación. 

El Frente Amplio señala que el proyecto surge en torno a la preocupación de  cuando una persona alquila un apartamento o una casa de habitación, sabe que anualmente tendrá que pagar un aumento que equivale a la inflación. 

Por ejemplo, los salarios mínimos han aumentado en el último año solo un 3,33%, pero la inflación un 11%, pero el proyecto de ley, el crecimiento para alquileres de menos de ₡330 mil no sería igual a la inflación actual sino al 3,33% del aumento del salario mínimo. 

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) hay 288 mil  hogares que habitan en viviendas alquiladas. 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA