La Iglesia católica deberá pagar ₡65 millones por “nunca” detener un supuesto abuso sexual en perjuicio de Carlos Muñoz Quirós. Él aparentemente fue atacado cuando era apenas un monaguillo por el excura Mauricio Víquez.

Así lo dio a conocer Rodolfo Alvarado, abogado del denunciante. Él pidió una indemnización por los presuntos daños causados por el exsacerdote, quien fue condenado en marzo pasado a 20 años de prisión por cometer delitos sexuales contra otro sujeto, de apellido Alvarado.

En ese proceso penal, Muñoz también formó parte pero los jueces determinaron que los hechos acusados ya estaban prescritos. Es decir, quedó sin castigo.

En paralelo, Alvarado presentó un proceso civil para que indemnicen por lo ocurrido en 1996, cuando él era apenas un niño. El fallo fue dictado este martes por el Tribunal Civil de San José en contra de la Iglesia, en representación de Temporalidades de la Arquidiócesis de San José, la Conferencia Episcopal y el monseñor José Rafael Quirós.

“Es un fallo inédito que recoge la justicia costarricense; es ejemplar, donde viene a indicar las responsabilidades que tuvo la Iglesia. Porque esta supo desde el 2002 que acontecían estos hechos y nunca realizó absolutamente nada para detenerlos ni paralizarlos”, apuntó Alvarado.

Ante ello, la Iglesia comunicó que apeló la decisión ante la Sala Primera. El alegato es que se condena en base a hechos prescritos.

“Ante la Sala reiteraremos la existencia de la prescripción y pediremos a la Sala, la correcta aplicación del derecho. Tal como hemos indicado desde el inicio del juicio, confiamos plenamente en sistema judicial y en los jueces costarricenses, y acataremos lo que se resuelva en sentencia final”, aseguró en un comunicado de prensa.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA