La próxima Copa Mundial de la FIFA, que se llevará a cabo en Catar, no solo será la primera en realizarse en un país árabe, sino que también será la última que cuente con el formato de 32 selecciones, al menos hasta que vuelva a ser modificada la cantidad de equipos en algún futuro.

El Mundial norteamericano del 2026 (México, Canadá, Estados Unidos) pasará de 32 a 48 países participantes. Una de las tareas más grandes para que esto se concrete no está en la organización del mundial en sí, sino en la fase eliminatoria de cada confederación, ya que los cambios serán inevitables.

Es por esa razón que la Confederación Suramericana de Fútbol (CONMEBOL) le ha solicitado a la FIFA, ente rector del fútbol a nivel internacional, que mantenga para esta zona la clasificación exactamente como se realiza hasta hoy en día. La decisión fue tomada de manera unánime por el Consejo de la CONMEBOL.

La eliminatoria suramericana ha sido catalogada como la mejor y más dura de todas las confederaciones. Actualmente, el formato es un “todos contra todos, ida y vuelta”.

Desde la eliminatoria para el Mundial de 1974 y hasta la eliminatoria para la Copa del Mundo de 1994, CONMEBOL utilizó un formato de grupos, en donde dividía a las selecciones de la región, clasificando los primeros de cada grupo.

Llegado el Mundial de Francia 1998, la FIFA aumento de 24 a 32 las selecciones participantes. CONMEBOL recibió un cupo adicional para participar en el Mundial, esto sumado a que las federaciones encontraron en los derechos de transmisión un ingreso importante, hizo que se buscará un formato de torneo más llamativo y lucrativo.

Así llegamos al “todos contra todos”, un éxito inmediato resulto el torneo suramericano y se convirtió en el único continente donde todas las selecciones que pertenecen a la confederación juegan entre sí.

Para el Mundial del 2026, FIFA le otorgó a CONMEBOL seis cupos y medios, lo que quiere decir que siete países suramericanos podrían participar en esa Copa del Mundo, esto le quita un poco de emoción a la eliminatoria, ya que de diez países participantes solo tres quedarán eliminados del todo al finalizar la eliminatoria. Esto provocaría que algunas selecciones se clasifiquen con mucha antelación y los últimos partidos puedan resultar un mero trámite.

El nuevo formato propuesto para el 2026 volvía al formato de grupos, cinco equipos en cada uno y jugarían partidos de ida y vuelta, pero solo contra los rivales del grupo, cada equipo jugaría 10 partidos, una disminución en la cantidad de encuentros comparado con el formato actual y una baja en los ingresos por derechos de transmisión.

Los dos primeros equipos clasificarían de forma directa a la Copa del Mundo, los terceros y cuartos lugares jugarían entre sí con un pase directo para los ganadores, y los perdedores de esas series jugarían por el derecho al repechaje.

El acuerdo tomado por el Consejo de la CONMEBOL ya fue planteado formalmente a la FIFA.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA