Pese a que el pasado 3 de agosto el presidente de la República, Rodrigo Chaves, anunció que enviarían un proyecto de ley a la Asamblea Legislativa para ponerle un tope al costo de los combustibles, eso aún no ocurrirá.

El jerarca de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), Juan Manuel Quesada, indicó que, primero, valorarán otras opciones antes de enviar esta iniciativa a la corriente legislativa.

La primera alternativa es analizar si la compra a precios más bajos en el mercado internacional resultaría más efectiva para reducir los actuales montos.

Ellos basan esta propuesta en que, justamente, la adquisición a un costo menor permitió pedir días atrás una rebaja de aproximadamente ₡118 en el diésel, ₡146 en súper y ₡156 en la plus.

“Dado que Recope viene comprando combustibles mucho más baratos para Costa Rica, hemos considerado muy prudente hacer nuevos análisis para determinar cuál podría ser ese subsidio que tendría que hacerse a las gasolinas y al diésel para poder llegar a los niveles que el presidente de la República nos ha solicitado”, apuntó Quesada.

En caso de que este análisis no arroje resultados positivos, lo más probable es que se retome la propuesta del mandatario. Esta pretende fijar en ₡800 el litro de la gasolina y en ₡900 el litro del diésel.

Actualmente, el litro sobrepasa los ₡1.000, siendo este un precio histórico.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA