El pasado 1 de agosto Deshaun Watson había recibido una pena de seis encuentros por conducta sexual inapropiada en contra de más de 20 mujeres, esto cuando aún formaba parte de los Houston Texans, sin embargo, a la NFL le pareció un castigo poco severo con relación a las acusaciones recibidas, por lo que ha aumentado a 11 juegos la penalización al ahora mariscal de los Cleveland Browns.

La jueza Sue Robinson había emitido el fallo luego de que la NFL y el Sindicato de Jugadores Profesionales (NFLPA) acordara que un tercero se encargaría de sentenciar al jugador. Ante la resolución, la Liga mostró su descontento, ya que en otras ocasiones este tipo de faltas han llevado a castigos mucho mayores.

Es por esa razón que la NFL ha decidido elevar a 11 partidos la suspensión y agregar una multa de 5 millones de dólares, a los cuales la Liga en conjunto con los Cleveland Browns, actual equipo de Watson, agregaron un millón de dólares más, los cuales se utilizaran para crear un fondo para apoyar diversas organizaciones que promuevan las relaciones saludables y la prevención contra el acoso sexual.

Deshaun Watson aceptó el castigo poco después de que la NFL emitiera el comunicado. Con esta penalización, el mariscal se perderá más de la mitad de la temporada regular y su lugar será ocupado por Jacoby Brissett.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA