En los primeros seis mese de este año, 1.826 conductores recibieron una multa de ¢226.000 y acumularon 4 puntos en la licencia por irrespetar la luz roja del semáforo o el alto.

Otros 147 conductores hicieron caso omiso al señalamiento horizontal y/o vertical de detenerse por completo.

“Muchas veces, el conductor ve que ya el semáforo está cambiando y acelera, pero pasa con la luz en rojo, otros simplemente no les importa que esté en rojo. También, tenemos el caso de los conductores que una vez que pasan los peatones, siguen su camino, pese a que la luz sigue en rojo, y quieren justificar su conducta en el hecho de que ya los peatones habían cruzado, pero la Ley de Tránsito no valida ese tipo de excepción, no
existe”, dijo el director de la Policía de Tránsito, Alexander Solano.

El funcionario añadió que en el caso de los Altos, es habitual que los conductores no hagan un alto total, sino que hagan una especie de Ceda o simplemente siguen directo.

También recordó la importancia de realizar los altos cuando se llega a un cruce con el ferrocarril.

Las sanciones por el irrespeto a la luz roja del semáforo, presenta un incremento en comparación con el mismo periodo del año pasado, ya que entre enero y julio del 2021 se reportaron 1.232 boletas, el equivalente a un aumento del 36%.

Por el contrario, el mismo periodo del 2021 reportó 189 multas por irrespeto a la señal de Alto, mientras que este año se suman 147, una reducción del 22%.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA