Uno de las principales promesas desde campaña del actual Presidente de la República Rodrigo Chaves es la eliminación de las pensiones de lujo, es por esto que recurrirá a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para evitar la intervención de la Sala Constitucional.

El Poder Ejecutivo primero deberá presentar un proyecto de ley ante los diputados para luego proceder a realizar la consulta ante el organismo de derechos humanos.

Esto fue lo que dijo el presidente chaves durante su discurso de los 100 días de administración “hemos decidido consultar la constitucionalidad de esa ley que le vamos a presentar al congreso, ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, de tal manera que la Sala Cuarta del Poder Judicial no tenga jurisdicción sobre ese abuso de los recursos del estado”.

Aunque las recomendaciones de la Corte no son vinculantes en la mayoría de los países que son parte de la Convención Americana de Derechos Humanos, en Costa Rica pasa diferente, ya que una resolución de la misma Sala Cuarta pone por encima las decisiones de la Corte Interamericana ante las de la Sala Constitucional costarricense.

Para el abogado constitucionalista Fabián Volio esto fue un grave error que cometió la sala constitucional al emitir este fallo que pone por debajo sus mismas resoluciones ante las de la CIDH.

“Si el gobierno pretende presentar un proyecto de ley que reduzca las pensiones más allá del 50 por ciento más uno que ha declarado la sala constitucional de nuestro país, haría una consulta a la corte que es el órgano que interpreta la convención para que opine si esa ley es contraria a la convención de derechos humanos” argumentó Volio.

Esta no es la primera vez en que el país recurre a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para solicitar algún criterio, la última vez que costa rica acudió a este órgano fue para hacer la consulta sobre el matrimonio igualitario

Para el abogado constitucionalista Alex Solís la consulta se hace en un buen momento y recuerda que el gobierno puede recurrir cuando considere oportuno, realizar este tipo de consultas y además felicita al poder ejecutivo porque considera que hay que acabar con este gasto para el estado.

Solís dijo “de alguna manera tenemos que acabar en Costa Rica con el vulgar privilegio de las pensiones de lujo, no es posible alegar derechos adquiridos con respecto a pensiones por las cuales no se ha cotizado en proporción”.

Según los expertos este tipo de consultas tienen un proceso que es bastante largo por lo que una resolución podría tardar algunos años.

Gobierno busca bajar pensiones de lujo
Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA