Tras dos meses de insistir el Gobierno envió a la Asamblea Legislativa el presupuesto extraordinario para hacer frente a las obligaciones con 130 organizaciones sin fines de lucro.

Las ONG’s mantienen convenios con el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) para el cuido y protección de unos 1.350 menores de edad en condición de vulnerabilidad.

El problema se evidenció el pasado mes de junio cuando el presupuesto ordinario del 2022 se agotó.

Los diputados de la Asamblea Legislativa anterior únicamente contemplaron recursos para los primeros seis meses. De este modo dejaron a las 130 ONG sin dinero para lo que resta del año.

Lo que hacía falta era que el Ministerio de Hacienda enviara a la Asamblea Legislativa la certificación de los ingresos del presupuesto extraordinario.

Según las organizaciones fue necesario levantar una manifestación para ser escuchadas, tras meses de alertar de la problemática que incluso podría llevar a algunas de ellas al cierre técnico. 

Voz por los niños

Precisamente este martes decenas de representantes de ONG se hicieron oír con pancartas, coros y  música frente a Casa Presidencial, mientras representantes conversaban con autoridades de Gobierno.

Guiselle Fallas, presidente de la Unión de Instituciones Privadas de Atención a la Niñez (Uniprin), dijo que ahora solo esperan que se agilice el trámite en la Asamblea.

“Nos urge que los aprueben. Estamos alargando el presupuesto lo más que podemos. Para agosto tenemos que hacer milagros para poder atender a los chicos. Todo este proceso es largo y tedioso, debe pasar por la Contraloría y otras instancias”, explicó. 

Fallas aseguró que aprovecharon para alertar del posible yerro en el presupuesto 2023.

“Queremos que el próximo año el presupuesto de las ONG esté dentro del ordinario y no dependa de una aprobación extraordinaria. Es obligación del Estado garantizar la atención de niños en condición de vulnerabilidad”, añadió Fallas. 

Al respecto, el diputado del Frente Amplio, Jonathan Acuña, aseguró que la propuesta ya cuenta con el apoyo de otras bancadas en la Asamblea.

Además, afirmó cuidarán que el problema no se repita en el presupuesto para el 2023.

“Velaremos porque no queden de nuevo partidas con recursos insuficientes. Lo que ocurrió con el presupuesto de este año es una irresponsabilidad, tanto en materia de Educación porque se terminó aprobando el presupuesto del año pasado sabiendo que era insuficiente”, sentenció.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA