Los diputados calificaron de inviable el plan con el que el Ministerio de Salud pretende paliar la ya conocida contaminación en las aguas de la zona norte. Esa aseveración la hicieron los legisladores de la Comisión de Ambiente durante una comparecencia de Joselyn Chacón, ministra de esa cartera.

Esa audiencia forma parte de la investigación sobre las responsabilidades políticas derivadas del secretismo de los resultados de la investigación de la CICA-UCR que confirmó la contaminación de agua para el consumo humano con bromasil.

En ese encuentro, ella dijo que acudirán a la Sala Constitucional para que se les otorgue el permiso de ingresar a las tres fincas piñeras, desde donde se presume que se está generando la contaminación con agroquímicos.

Una vez dentro, se deben hacer unas perforaciones “para colocar los piezómetros que por mucho tiempo estarán en esas fincas”, explicó el jefe de saneamiento ambiental, Eugenio Androvetto. Se prevé que estén por unos 18 meses.

Sin embargo, los diputados le indicaron que la Sala Constitucional no puede otorgar ese permiso, por lo que acudir ante esa instancia es “perder el tiempo”, aseveró Daniela Rojas, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

Aún así, Chacón insistió en que ha estado “conversando con abogados” para saber cómo poder obtener el permiso para ingresar a esas piñeras. “Como les digo, en tres meses es muy difícil poder solucionar algo que no se hizo en seis años. Estoy buscando la forma más rápida”, aseveró Chacón.

Sobre esto, el diputado liberacionista, Óscar Izquierdo, resaltó la importancia de poder hacer esos estudios y por eso urgió a las autoridades sanitarias para tomar acciones concretas. “Es absolutamente básico tener estos estudios para poder llegar a ver hasta dónde está la contaminación y hasta donde está la gente consumiendo recurso hídrico contaminado”.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA