Las discusiones pueden ponerse tensas cuando el dinero no alcanza, aunque esa no sea la intención de las partes. Eso es lo que está ocurriendo con la negociación entre el Gobierno y las universidades públicas, afirmó la ministra de Educación, Katherine Müller.

La ministra insistió, en cadena nacional de televisión, en que su trabajo es buscar la equidad para todos y que no le puede quitar presupuesto a un programa para beneficiar a otro, refiriéndose a la negociación del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES).

Hizo un llamado a los rectores a tratar el tema en las mesas de negociación y no a través de los medios de prensa. “No estamos propiciando una lucha entre el MEP y las Universidades”, dijo. 

A criterio de los rectores, las negociaciones iniciaron de forma tardía y las solicitudes del Ministerio de Educación Pública (MEP) pondrán en riesgo el apoyo económico a estudiantes y la oferta académica de las cuatro universidades públicas del país.

Durante la segunda sesión de la Comisión de Enlace, el pasado jueves 11 de agosto, el Gobierno de la República propuso un recorte de más de ₡129 mil millones al FEES, además de otros condicionamientos, como que el monto incluya un 15% para transferencias de capital.

“No hay ningún interés en perjudicar a las universidades públicas, ni a ninguna otra institución educativa. Yo desearía estar en tiempos mejores y que la educación universitaria se fortalezca, sea más eficiente e inclusiva con equidad”, mencionó Müller este lunes.

Según la Ministra entre el 2010 y el 2022 el FEES creció un 151% pasando de ₡222 mil millones a ₡559 mil millones. 

Menos presupuesto

La ministra aprovechó el espacio de seis minutos en cadena nacional para explicar que la Constitución prevé un solo presupuesto que el poder ejecutivo reparte por ley entre más de 50 instituciones. Pero las limitaciones del país los está afectando y eso incluye el presupuesto para las universidades. 

“Existe un solo techo presupuestario establecido por el Gobierno. Tenemos que dar prioridad a lo más crítico a las personas vulnerables. No hay  intención de reducir las becas y ayudas sociales; por el contrario, esas son las partidas que se deben de incrementar”, resaltó.  

“Siempre he reconocido y valorado la invaluable labor de las universidades, contribuyendo al desarrollo y bienestar nacional. Eso no está en duda, ¡jamás!”, añadió. 

La ministra detalló que en las negociaciones busca una justa distribución del presupuesto, reducir algunos gastos para cubrir necesidades críticas, velar por los derechos de todos los estudiantes, tener una posición abierta y flexible en busca de la mejor solución. 

Además insiste en la necesidad de transparentar el uso del dinero público y beneficiar a quienes más lo necesitan. 

“No estamos propiciando una lucha entre el MEP y las universidades. No hace falta tanta agresividad porque el diálogo siempre ha estado abierto”, concluyó.

Para este martes 16 de agosto miembros de universidades convocaron manifestarse frente a Casa Presidencial, sitio donde se llevará a cabo la tercera reunión entre el Gobierno y representantes de las cuatro casas de educación superior. 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA