Tres semanas después de que el MOPT presentará la propuesta tarifaria para la revisión técnica vehicular, la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos, ARESEP, fijó los nuevos precios.

Estos tendrán una disminución de entre el 44% y el 49%, muy similar a lo propuesto por el Ministerio de Obras Públicas y Transportes.

De esta manera, un vehículo liviano pasará de pagar ¢14.585, a cancelar un máximo de ¢8.125 más el impuesto al valor agregado.

Los taxis pagarán un máximo de ¢8.766 más el IVA. Los autobuses, busetas y microbuses deberán pagar hasta ¢10.702 más el IVA. Las motocicletas pagarán ¢5.354 más el IVA.

Las nuevas tarifas cubren los costos de operación, ya que la empresa que asuma la revisión técnica no deberá invertir en instalaciones ni maquinaria, ya que el Estado cuenta con ellas.

Otra buena noticia es que no se cobrarán las reinspecciones.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA