En el último año, un 72% de los alimentos de consumo básico en los hogares costarricenses aumentó su precio en el último mes, generando así un fuerte impacto en el bolsillo de los ciudadanos.

La información se desprende del índice de precios al consumidor, realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC).

Según el INEC, los alimentos y bebidas no alcohólicas fueron los que más contribuyeron al alza del índice, que se constituyó en un 1.09%

De forma más detallada, se observa que los alimentos con mayor alza son la cebolla, con una variación porcentual de 67.22; el tomate, con 56.17; y la papa, con 40.86.

Sin embargo, no todo son malas noticias. Ese mismo índice señala que se dio una disminución de precios en un 18% de esos artículos.

“También se registraron disminuciones de precios en bienes y servicios relacionados con transporte y servicios de vivienda. La electricidad, por ejemplo, tuvo disminución de 5.10% durante el mes debido a rebaja en servicio establecido por Aresep desde el 1°. de julio. Y también destaca automóviles nuevos, boleto aéreo, gasolina y diésel”, apuntó Nelson Castillo, del INEC.

El informe establece que un 10% de bienes y servicios que integran el índice no mostraron ninguna variación; es decir, que mantuvieron su mismo precio durante el último mes.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA