Costa Rica requiere de entre 400 a 500 Ebáis más para cerrar la brecha en servicios de salud pública, aseguró Alvaro Ramos, presidente de Caja Costarricense de Seguro Social.

La declaración la dio la mañana de este lunes en la Comisión Especial de la Provincia de Heredia de la Asamblea Legislativa.

Ramos detalló que trabajan en la habilitación de 38 equipos básicos de atención integral para el 2028. Lo que va de la mano del aumento de la oferta de servicios y la creación de plazas.

Eso sí, afirmó que existe un error terminológico o de comprensión en la población, al menospreciar el alcance que pueden tener los ebais. Puso como ejemplo el proyecto que se levanta en Sarapiquí, que tendrá unos 10.000 metros cuadrados de construcción. 

“Aquí lo que se puede hacer sobre la marcha es ampliar la oferta de especialidades en espacios como estos” refiriéndose a que no necesariamente se requiere de un hospital para cubrir la necesidad de algunas poblaciones.

“Los Ebais ahora son espacios con mucha más capacidad de resolver. La propuesta es que esa infraestructura sea mucho más coherente con los servicios. Es una constante que las personas se sientan poco satisfechas y frustradas porque se les resuelve relativamente poco y se les remiten a listas de espera con tiempos de espera considerables”, expuso.

Los voceros de la Caja expusieron una lista de proyectos tanto de infraestructura como de servicios que ya tienen en camino.  

Tercerización 

El presidente de la Caja no descartó la posibilidad de tercerizar más servicios, principalmente ante el objetivo de reducir las listas de espera. Esto se lograría bajo contratos temporales o de emergencias.  

Ramos afirma que la idea de apoyarse con las cooperativas cuenta con “buen ambiente”, incluso, para abordar temas de prevención ante el perfil de enfermedades degenerativas que requiere de seguimiento comunitario y no tanto de hospital.

“Una expansión de la tercerización a largo plazo requiere de modificar un reglamento de inviabilidad que está a lo interno de la Caja. Primero se debe de otorgar el contrato de cooperativas actual, que está en proceso de licitación, y apenas eso se realice se trabajará en una reforma profunda para que la discusión no sea puramente legal”, explicó. 

Entre sus prioridades Ramos propone actualizar las listas de medicamentos, en máximo un año. Los medicamentos disponibles para la Caja Costarricense de Seguro Social se mantienen igual desde el 2016. 

“Son cambios que requieren de un poco de tiempo, pero que son realistas”, concluyó. 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA