El hecho de que los doctores especialistas renuncien a la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) podría convertirse en una crisis de “grandes proporciones”, según advirtió el Sindicato Nacional de Médicos Especialistas (Siname).

El Sindicato indicó que, en un plazo no determinado, se fueron 66 anestesiólogos, 38 ortopedistas, 19 dermatólogos y 12 psiquiatras, entre otros.

Para el presidente de la organización, el doctor Mario Quesada, esta situación no es cosa menor, ya que sustituir esas plazas no es sencillo. Su formación implica entre diez y catorce años de estudios y prácticas hospitalarias.

Señaló que esta “fuga” hacia el sector privado tambalea la “excelente” atención que se ha brindado por años a todos los pacientes del sistema de salud público.

Sobre esto, el doctor Maikel Vargas, quien es vicepresidente de Siname, agregó: “La fuga de recurso médico especializado en la Caja es preocupante. Usted como paciente espera ser atendido por especialistas excelentes. Pero esto, dentro de poco, no va a pasar lastimosamente porque ya no habrá suficientes en la seguridad social. La mayoría de los costarricenses no tendrán la capacidad económica de acceder a la medicina privada para procedimientos complejos”.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA