El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) detendrá la generación térmica usada para respaldo del sistema energético nacional con el fin de ahorrar ₡30.000 millones al año, que se vería reflejado como una rebaja en las tarifas eléctricas.  

La idea es sacar de la base tarifaria y desincorporar las plantas de generación térmica, a excepción de la ubicada en Garabito. El respaldo lo asumirán con otros medios como las transacciones del Mercado Eléctrico Regional (MER), afirmó la institución.  

Marco Acuña, presidente del ICE, explicó que la medida la toma como presión para abaratar los costos de la electricidad en vista de que la  Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep) no ha logrado establecer una metodología que le permita al ICE cobrar “el respaldo energético y regulación de frecuencia” a cada empresa distribuidora y otros actores los servicios.  

Las declaraciones las dio Acuña este jueves en la Comisión Especial del Sector Energético Nacional de la Asamblea Legislativa.

Acuña explicó que hasta la fecha mantienen activas la reserva rodante y la reserva fría como plan b para el sistema eléctrico nacional. Lo comparó con tener automóviles en “inición” a la espera de que otros vehículos fallen para ser usados, lo que genera inversiones que no tienen retorno para el Instituto. 

“Eso tiene un costo, pero no recibimos ingreso por eso. Son 200 megavatios rodando que van a la tarifa del ICE”, detalló.

“Una de las medidas para bajar las tarifas es que vamos a retirar 226 megavatios de generación térmica que nadie nos paga, como una medida para reducir el respaldo, y ahorrarnos ₡30.000 millones al año”, afirmó Acuña.

LEA: Costos de exportación de electricidad contraponen al ICE y generadores privados

Según el ICE, en el 2016 la Contraloría General de la República ordenó a la Aresep hacer un cambio en la metodología tarifaria, pero a la fecha afirman no se ha realizado.

“Esto nos fuerza a tomar decisiones en vista que no podemos seguir asumiendo costos y,por otro lado, se nos exige bajar tarifas”, sentenció. 

Modelo obsoleto

El presidente del Instituto también dijo a la Comisión que el modelo eléctrico costarricense “está obsoleto y por ende está teniendo impacto en el Instituto Costarricense de Electricidad y para este país”.

Su declaración se da una semana después de que el ministro de Ambiente, Franz Tattenbach, compadeciera en la misma silla y señalara como extrañas situaciones del mercado energético nacional, por ejemplo, que generadoras privadas estén detenidas ante la imposibilidad de vender su electricidad.  

Para Acuña una de las problemáticas nace en la existencia de múltiples leyes “disociadas” entre sí, que a su criterio buscan el beneficio de cada entidad y no una país. 

“Acá se hace necesaria una agenda energética que marque el rumbo del país y que sea vinculante”, afirmó. 

El presidente del ICE denunció que Costa Rica está desarrollando capacidades de generación eléctrica que no responden a una planificación y eso genera perjuicio económico. 

Otro administrador

Acuña asegura que Costa Rica requiere de un controlador de energía nacional que no sea el Centro Nacional Control de Energía (Cence), unidad interna del ICE.

Explicó que el Cence nació para controlar plantas y activos del ICE y no para administrar la energía nacional, papel que asegura fue asumiendo conforme se abrió el mercado. 

“Lo que sucede es que se empezaron a dar funciones al Cence, siendo esta una dependencia del ICE, ahora tienen una serie de responsabilidades que se ponen en cuestionamiento”, dijo. 

Como remedio Acuña propone crear un ente independiente que vele por los intereses de todos los actores para el mercado nacional y regional; eso sí, dejó claro que no es el Cence y que tampoco se puede cerrar, porque el ICE lo necesita para administrar y controlar sus propias plantas. 

“El punto de dolor que he notado con respecto al Cence es que no es objetivo en el despacho y ese tipo de cosas. Entonces que lo haga otro. Por eso creo que ustedes deberían formular una política pública o ley para que eso se realice”, sugirió.

Acuña advirtió que el cambio debe considerar la seguridad energética del país, la objetividad e imparcialidad.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA