El pasado mes de junio los Broncos de Denver se convirtieron en la franquicia más costosa del deporte estadounidense cuando la familia Walton-Penner, con Rob Walton, heredero de Walmart, a la cabeza, pagaron un total de 4.650 millones de dólares por la franquicia.

Dos meses más tarde, los Broncos reciben a un nuevo inversionista. El siete veces campeón de Fórmula 1 y piloto activo de la escudería Mercedes, Lewis Hamilton.

Por medio de un comunicado en las redes sociales del equipo, la familia Walton-Penner le dio la bienvenida al británico indicando que “Con más de 100 carreras ganadas, Hamilton es considerado el piloto más exitoso de todos los tiempos en la Fórmula 1. Su espíritu de resiliencia y su estatus de excelencia será un activo para la organización de los Broncos”.

Anteriormente, Lewis Hamilton había intentado, junto a la tenista, Serena Williams, impulsar un proyecto para adquirir al Chelsea de Inglaterra, luego de la salida de Roman Abramovich como consecuencia a las sanciones impuestas a oligarcas rusos por la invasión a Ucrania, sin embargo, esto no se concretó.

Entre otras de las figuras que forman parte del grupo de dueños de los Broncos se encuentra Condoleezza Rice, ex secretaria de Estado de los Estados Unidos durante el gobierno de George Busch hijo.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA