La Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología (CNVE) fue denunciada penalmente este miércoles por el presunto delito de prevaricato, según confirmó la Fiscalía Adjunta de San José ante una consulta de este medio.

Los investigados son Daniel Salas, exministro de Salud; Hugo Marín Piva, representante de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS); Óscar Porras Madrigal, de la Asociación Costarricense de Pediatría; Leandra Teresa Abarca Gómez, de Vigilancia Epidemiológica, de la Caja; Juan Villalobos Vindas, infectólogo del Hospital México; Roberto Arroba Tijerino, secretario y coordinador de la comisión; y Dora Matus Obregón, pediatra con especialidad en Inmunología Clínica.

En la causa penal también figura Román Macaya Hayes, expresidente ejecutivo de la CCSS.

Se intentó conocer quién interpuso la denuncia, así como los hechos puntuales que se les atribuye a cada uno, pero no fue posible al cierre de esta nota. Lo que sí indicó el ente acusador es que se investigan por prevaricato.

Este delito lo comete el “funcionario judicial o administrativo que dictare resoluciones contrarias a la ley o las fundare en hechos falsos”, según lo establece el Código Penal. Se castiga con prisión de dos a seis años.

El caso se tramita bajo el expediente 22-000401-0619-PE, el cual se encuentra en una fase que es privada para terceros.

Señalamientos

El mismo día que se presentó esta denuncia, el Gobierno reprochó a la Comisión por dictar la obligatoriedad de la vacuna contra la covid-19, pese a que dos de sus miembros tenían el nombramiento vencido. Se trata de Piva y Porras.

Esa situación, a criterio de Chaves, desencadena que todas las decisiones tomadas son “ilegales”. Por lo tanto, añadió, esa inoculación ya no es obligatoria.

“Investigando, porque el Gobierno no afloja, simplemente buscamos por dónde hacer lo correcto. Nos dimos cuenta de que la Comisión, que le gustan las cosas anómalas en el país, particularmente tienen dos miembros con nombramientos vencidos”, dijo el mandatario.

Sobre esto, la Academia Nacional de Medicina reprochó el actuar del “gobernante de turno” por querer politizar este ente que es “eminentemente técnico/científico”.

Para empezar, recordó que la Comisión vela por la seguridad de la ciudadanía anteponiendo los intereses de orden político, personales o comerciales. Aseguró que, con su actuar, garantizó el control de la pandemia.

Por ello, la Academia enfatizó en que la Comisión “no debe utilizarse como un instrumento político para que los gobernantes de turno puedan fijar el rumbo con base en intereses personales o partidistas”.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA