Los 10 colegios científicos que operan en el país no recibieron en julio los recursos por parte del Ministerio de Educación Pública para pagar salarios a profesores, becas y facturas a proveedores.

Pase a la demora no han sido contactados por “nadie” para explicar lo que está sucediendo. Ahora dependerán del superávit de cada institución y de la comprensión del personal y proveedores para seguir funcionando.

Los retrasos en los depósitos no son nuevos. La comisión de Colegios Científicos denunció que en junio recibieron los recursos el último día del mes, cuando el calendario de desembolsos asignó el día 22 como la fecha para el giro de los recursos.

“Durante todo el año hemos tenido atrasos en las transferencias mensuales que hace el ministerio de Hacienda, que se gestionan a través del programa presupuestario 573 del MEP. En junio se entregó el pago en el último día del mes y en julio nada. La transferencia debería hacerse el 22 de julio, pero a la fecha no hay depósitos en ninguno de los colegios”, comentó Marcela Chaves, directora ejecutiva del Sistema Nacional de Colegios Científicos. 

En los colegios científicos son las Juntas Administrativas las encargadas de recibir la totalidad de los recursos para hacer frente al pago de becas a estudiantes, obligaciones con proveedores, depositar salarios y cargas sociales de los profesores, entre otros compromisos. 

Para este año la matrícula en los 10 colegios fue de 496 estudiantes, de ellos 205 menores son becados. Además, entre todos emplean a 197 personas, entre educadores y administrativos. 

Sin comunicación 

Chaves explicó que desde hace año y medio el desembolso de las partidas se realiza basado en el reporte de necesidad que cada junta envía al Ministerio de Educación. Sin embargo, aseguran que ni siquiera reciben un correo de recibido por parte de la unidad que administra los recursos. 

“Hay poca comunicación por parte del MEP, todos los meses enviamos la solicitud de recursos y ni siquiera hay una respuesta de recibido. No hay comunicación oficial de por qué no se ha dado la transferencia de julio. El problema es que si el colegio no tiene superávit no va a poder funcionar”, detalló la funcionaria. 

En un oficio enviado el pasado lunes a la ministra de Educación, Ana Katharina Müller, el Sistema expuso una vez más el incumplimiento reiterado del calendario de desembolsos. Tampoco han tenido respuesta a la misiva.

Canal 13 consultó al Ministerio de Educación sobre el retraso y su oficina de prensa informó que están gestionando la consulta. 

En promedio cada centro educativo requiere de ¢13 millones para cumplir con el pago de obligaciones y las ayudas que dan a los menores, que se intensifica en las zonas más alejadas del Gran Área Metropolitana donde incluso dan “becas totales”.

“Ya no sabemos qué puerta tocar para que las transferencias se hagan en las fechas establecidas”, concluyó Chaves. 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA