La ineficiencia del sistema energético nacional está provocando miedo hacia futuro en algunos actores de este mercado, aseguró el ministro de Ambiente, Franz Tattenbach.

El jerarca fue llamado a la Comisión Especial del Sector Eléctrico de la Asamblea Legislativa, la semana anterior, para explicar cuáles son los retos del país en ese campo y en el tema de descarbonización. 

Tanto él como el viceministro de Ambiente y Energía, Ronny Rodríguez, lamentaron la tendencia del país hacia la dependencia de combustibles fósiles, así como el débil avance en la competitividad y comercialización del mercado eléctrico, que a criterio de ambos impide abaratar las tarifas.  

Tattenbach aseguró que el sistema eléctrico nacional no es eficiente y calificó de “extraño” que plantas de generación privada estén desconectadas cuando manejan bajos costos de producción.

Lo anterior sin mencionar directamente al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), que en el 2020 no renovó los contratos de compra de energía de al menos siete firmas.

LEA: Costos de exportación de electricidad contraponen al ICE y generadores privados

La Ley N.º 7200 y su reglamento, le otorga al Instituto el control de la compra y venta de energía, pues los privados no pueden vender su energía en Costa Rica a ningún otro cliente.  Por esa razón, la decisión del ICE obligó a siete plantas a detener la generación. 

“La realidad es que hay miedo en algunos actores hacia el futuro. Porque si no se captaron nuevos mercados -me refiero capturen dónde estamos usando combustibles de fósiles como transporte e industria-, el riesgo es que haya una demanda decreciente de energía, al mismo tiempo que tenemos un aumento en la energía no distribuida”, comentó el jerarca. 

El ministro aseguró que los mecanismos no permiten que la competencia del mercado se refleje en precios más bajos de electricidad, pese a que el sistema permite la producción privada en un 30% y la generación distribuida, que es aquella producida por pequeñas fuentes como paneles solares y utilizada en el momento.

LEA: Costa Rica carece de estrategia para tecnología 5G

“Hay que dejar que nuevos actores se incorporen al sistema eléctrico, pero al mismo tiempo que se refuerzan las conexiones hacia las regionales. Debe de haber igualdad”, dijo el jerarca, quien propuso la independencia del Centro Nacional de Control de Energía (Cence) como solución, hoy controlado por el ICE.  

“Se debe fortalecer el dinamismo que permita la venta y compra de energía entre los diferentes agentes nacionales. Es vox populi que hay un minimercado entre las cooperativas, donde se venden excedentes diarios”, lamentó.

Nueva propuesta de ley

El ministro de ambiente, Franz Tattenbach, aseguró que su ministerio trabaja en una nueva propuesta de ley macro que ayude a modernizar y agilizar el tema energético en el país, sin entrar en detalle de cuándo presentarán el documento. 

Lo que sí dejó claro es que a su criterio Costa Rica urge de una regulación que permita aprovechar más las energías limpias y reducir la dependencia de combustibles fósiles. 

“Hace falta una ley general de energía, ambiciosa, que toque todos los puntos como comercialización, excedentes, venta de punta a punta para garantizar a todas las personas el acceso a la electricidad, la calidad, continuidad y competencia”, comentó. 

El Tattenbach lamentó las deudas país en el campo energético y recordó que el 65% de la energía que se emplea depende de hidrocarburos.

Parte de la intención de su proyecto es mantener bajo una sola cabeza al sector eléctrico, energético y ambiental, con el objetivo de impulsar la lucha contra el cambio climático y el avance en la política de descarbonización.

Comentó que el tema de la exportación de energía también es un potencial país, siempre y cuando se garantice la necesidad nacional primero.

“Hay que tener mucho cuidado con la legislación, porque podemos terminar con precios muy atractivos para producir cierto tipo de energía que se exporta. Supongamos que hay un mercado creciente que quiere comprar a precios enormes, nosotros no quisimos quedar desabastecidos porque hay una demanda allá”, advirtió. 

“Es importante mantener el concepto de que lo que se vende son los excedentes, para evitar quedar desabastecidos no solo con electricidad, sino con otras fuentes”, añadió.  

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA