El “Estado se va a sacrificar” al reducir el impuesto a los hidrocarburos para ponerle precio tope a los combustibles, propuso el presidente de la República Rodrigo Chaves, sin explicar si la propuesta generaría algún vacío a la hacienda pública. 

Todo se trata de una propuesta que aún no es real, pero que maneja el mandatario ante el constante incremento de las gasolinas, y que asegura, dará alivio a los usuario y productores. 

El detalle de cómo lograrlo se lo encargó a los ministros de Hacienda y Presidencia y al presidente de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).

El plan de Chaves es fijar una tarifa máxima de ₡900 el litro de gasolina y ₡800 el litro de diesel, las cuales serían financiadas por el impuesto único a los combustibles.  

“Se nos fue de la mano la situación. El Gobierno no quiere que la gasolina y diesel suban más de ₡900 y ₡800 por litro, respectivamente; y asegurarle al productor de Costa Rica y la señora que se sube al bus, que ante cualquier aumento más allá de los ₡900 el Estado se va sacrificar para que no suba de ahí”, afirmó Chaves en conferencia de prensa este miércoles.  

LEA: Fuerte alza en combustibles golpeará bolsillos en agosto

Tanto Chaves como Juan Manuel Quesada, presidente de Recope, culparon a la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep) por los aumentos en los combustibles, al afirmar que la metodología que emplea para la fijación del precio tiene un rezago de dos meses.

“Estamos seguros de que la tendencia va a ser de alivio una vez que pase ese periodo de dos meses, porque ya hemos comprado más barato y a tipo de cambio mucho mejor. No va a ser que se va a poner muy barato pronto, pero va a ser de alivio”, aseguró Cheves. 

La Autoridad anunció días atrás un nuevo incremento que se espera sea aplicado esta semana, tras su publicación en el diario oficial La Gaceta.

De esta manera, el precio de los combustibles aumentará 88 para la súper y la regular, y 131 para el diésel.

Así, el litro de gasolina súper pasará a costar ₡1.104, la regular ₡1.081 y el diésel volverá a superar los 1.000 con un precio de ₡1.004 por litro.

Los aumentos se deben al tipo de cambio del dólar y a las variaciones del barril de petróleo en el mercado internacional.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA