Dos apelaciones mantienen frenado desde enero el concurso para seleccionar al próximo Fiscal General de la República. Estas fueron interpuestas por el candidato y exjuez Francis Porras León.

El procedimiento abrió el 23 de agosto del año pasado, luego de que la entonces fiscala general, Emilia Navas, se acogiera a su jubilación tras múltiples cuestionamientos. Desde entonces, Warner Molina, quien también participa en ese concurso, asumió interinamente ese puesto.

Sin embargo, casi un año después, el proceso no avanza. El Poder Judicial informó de que el atraso se debe a que hay que resolver las gestiones planteadas por Porras León, juez despedido en enero por intentar anular un matrimonio gay.

El primer recurso que interpuso fue contra el expresidente de la Corte Suprema de Justicia y actual magistrado de la Sala Constitucional, Fernando Cruz. Porras alegó que Cruz también es integrante del Consejo Superior del Poder Judicial, órgano que ordenó su revocatoria de nombramiento.

Lo segundo fue una apelación contra la calificación que le otorgaron tras la entrevista pública. Esta se le hizo en enero como parte del proceso de selección.

Según el Poder Judicial, para resolver la recusación en contra de Fernando Cruz, se solicitó un informe a la Dirección Jurídica. Ya lo entregaron a la Secretaría de la Corte para que, en una fecha no determinada, Corte Plena lo conozca.

La queja por la nota obtenida también está lista para ser vista por los 22 magistrados.

Una vez que se resuelvan las gestiones, los altos jueces continuarán con el proceso y nombrarán, en propiedad, al próximo fiscal general de la República.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA