La roptura de una tubería madre que abastece sectores de Escazú, Alajuelita y Desamparados mantiene sin agua potable a unas 150.000 personas desde este lunes.

Acueductos y Alcantarillados (AYA) espera reestablecer el servicio este miércoles 3 de agosto, sin embargo, aseguran la reparación es más compleja de lo que esperaban, por lo que no dan una hora exacta para restablecer el servicio. 

La emergencia de “grandes magnitudes” se reportó este 1° de agosto en el tramo ubicado en las inmediaciones del Rancho Guanacaste. 

“La reparación se tornó sumamente compleja por la dimensión la tubería cuyo diámetro es de 900 milímetros, por lo que el equipo inició las labores desde las 6:00 a.m. del 2 de agosto y se ha mantenido en el lugar de forma ininterrumpida”, informó la entidad. 

Alejandro Calderón, subgerente del AYA y encargado del GAM, explicó que requirieron de abrir una zanja de siete metros de profundidad para descubrir el tubo y detectar qué fue lo que pasó.

“Logramos identificar que por causa de la presión de agua uno de los empaques se destrozó.  Teníamos previsto finalizar este martes, pero por las complicaciones climatológicas y por la mecánica de la reparación las labores se extendieron”, justificó. 

Ante los inconvenientes, AyA dispuso de camiones cisterna para abastecer los tanques de almacenamiento y zonas de prioridad como escuelas y hogares de adultos mayores. 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA