La Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica (BCCR), 27 de julio, acordó aumentar el nivel de la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 2 puntos porcentuales, colocándola en 7,50% anual. 

La tasa de política monetaria es una tasa de referencia que se fija de acuerdo con lo que el Banco Central considera se ajusta el costo de la liquidez en un momento dado e influye en el resto de tasas del mercado. Es guía y orienta a los intermediarios financieros hacia dónde se dirigirá la política monetaria en los próximos meses.

El objetivo del nuevo ajuste, según la entidad, es mostrar una inflación baja y estable en el mediano plazo. Además, reiteró su firme compromiso con el control de la inflación y por ello estima necesario continuar con el proceso de incrementos en la Tasa de Política Monetaria, iniciado en diciembre pasado, y que busca que la postura de política monetaria sea al menos neutral.

Además del movimiento en la Tasa de Política Monetaria, la Junta Directiva acordó fijar la tasa de interés bruta de los depósitos electrónicos a un día plazo (DON) en 5,56% anual. Ambos ajustes rigen desde el 28 de julio del 2022.

La entidad explicó que los cambios en su política monetaria responden al monitoreo de los indicadores de la economía global. Precisamente para este 2022 se registran previsiones de inflación global mayores que las del 2021 como consecuencia del aumento en precios de las materias primas causado por el conflicto armado entre Rusia y Ucrania. Ambos países tienen una participación relevante en las exportaciones mundiales de combustibles, granos básicos y metales. 

El central explicó que como consecuencia la inflación se ha situado en valores superiores a las metas definidas por la mayoría de los bancos centrales del mundo, que los ha llevado a acelerar el proceso de salida de las posturas de política monetaria laxa, que les caracterizó durante la pandemia del COVID-19. 

En el caso de Costa Rica desde febrero pasado la inflación se ubica por encima del límite superior del rango de tolerancia alrededor de la meta de largo plazo (3% ± 1 punto porcentual). En particular, en junio último la inflación general alcanzó 10,1% en términos interanuales, el valor más alto en los últimos 13 años.

Los modelos del Banco Central proyectan que la inflación retornará al rango de tolerancia alrededor de la meta de inflación en el 2024.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA