Trasladarse en un taxi rojo le saldrá ¢60 más caro por kilómetro a partir del mes de agosto. El incremento en la tarifa corresponde al segundo ajuste anual que realiza la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep) a esta actividad.

El aumento en el precio que cobra el transportista es en promedio de un 7%, que responde al aumento en el costo del combustible, mantenimiento y repuestos de las unidades. 

Con esto la tarifa por kilómetro pasará de ¢850 a ¢950. Es decir, que en una carrera de cinco kilómetros un usuario deberá de pagar ¢4.750, ¢500 más que con el máximo anterior. 

En el caso de los taxis para personas con discapacidad subirán ¢50, con lo que pasará de ¢760 a ¢810. Para estos vehículos adaptados, el alza prevista en estas tarifas equivale a 6,5%.

En tanto los taxis rurales sufrirán un aumento de ¢70. Ahora el kilómetro pasará de ¢945 a ¢1.015.

El estudio tarifario se abrió el pasado 12 de julio y cierra el próximo 1.° de agosto. Las nuevas tarifas empezarán a regir una vez que se publique el ajuste en el diario oficial La Gaceta.

La Aresep recordó que actualmente se maneja una tarifa máxima que permite a los usuario negociar con el conductor el monto final de la ruta.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA